Mensaje de estado

Locating you...

Jorge Lindell: Vanguardia artística en la Costa del Sol / La Vanguardia

Además de por su obra, el pintor malagueño Jorge Lindell destacó por su compromiso vital con la modernización de las artes plásticas de la Costa del Sol. Incomprendido al principio de su carrera, fue un eslabón fundamental en la unión de los artistas que pertenecían a la misma generación y compartían su misma energía renovadora. Ha fallecido en su Málaga natal a los 85 años.

Lindell fue un pionero. Su primera exposición individual, realizada en 1952, fue un sonoro portazo en los gustos estéticos vigentes en pleno franquismo. Sus pinturas y dibujos resultaban absolutamente llama-tivos para todo lo que hasta entonces se había exhibido en Málaga.

Innovador incansable, en 1979 fundó el Colectivo Palmo junto a Dámaso Ruano y Manuel Barbadillo, un espacio que permitió a la sociedad malagueña su toma de contacto con las vanguardias artísticas. El grupo programó y organizó exposiciones de artistas como Tàpies, Niebla, Gordillo o Saura Gui­novart.

El Colectivo Palmo se caracterizó por su apertura a todo tipo de obras y vanguardias, bajo la premisa de que la creación proviene de la libertad, y no de dogmas o normas. El propio Lindell fue un pintor autodidacta, lo que se descubre en su obra, alejada de formalismos y siempre en busca de la calidez en sus azules intensos, rojos delicados o marrones terrosos que salpican toda su creación. Una pintura que supone todo un reto a la imaginación y una llamada a la sensibilidad.

Durante un tiempo se suceden las exposiciones individuales de los miembros del Colectivo Palmo, y al mismo tiempo exponen como grupo en Madrid, Málaga o Sevilla. Al disolverse el grupo en 1987, acontecimiento que celebraron con una gran mariscada en la playa de la Malagueta, Lindell se refugió en su obra personal y abrió su estudio propio, primero en el centro de la ciudad, para trasladarse posteriormente a la localidad de Rincón de la ­Victoria.

Nunca renunció a la investigación, ni a la persecución de la obra ideal. "Desgraciado aquel que no evoluciona y que se pasa la vida representando una naranja como una naranja para que la gente la reconozca como una naranja; eso no es la pintura", aseguraba Lindell.

El malagueño fue también un importante gestor cultural. Organizó el primer certamen de grabado andaluz, gestionó durante ocho años la sala de exposiciones del Ateneo de la ciudad y desde el 2008 era académico de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo.

Su obra está representada en el Museo Reina Sofía, la Biblioteca Nacional, el Museo Nacional de Grabado de Marbella, el Museo de la Ciudad de Málaga y el Museo Westerdahl de Tenerife, así como en diferentes colecciones de Estados Unidos, Venezuela, Cuba, Alemania o México.

Nombre del sitio: 
LA VANGUARDIA

Entorno Colaborativo

Nuestra Red de Contactos

Eventos

D L M M J V S
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31